• PANDORA

Perfectamente imperfecta

No soy perfecta, y no lo seré nunca, tampoco busco serlo. Lo que busco, en cambio, es vivir felizmente aceptando mis defectos. Vivimos en una sociedad donde, más que nunca, el "postureo" y el afán por la perfección están a la orden del día. Ahora todas las chicas son modelos, todos los chicos triatletas y ejecutivos. Todos nos levantamos por la mañana con una piel perfecta, sonrisa impecable y con un look sacado de revista. Y sí, yo también caigo en estas cosas, en utilizar un filtro para verme mejor, en colgar fotos a diario, en hablar con orejas de conejo o en creer que por más hashtags ponga más guay será mi día. Pero... esa no es la realidad. La realidad es que todos tenemos días malos, todos nos levantamos por la mañana con cara de no haber dormido nada, con el pelo de cualquier manera, nada de efecto Pantene ni cosas raras... pensando en que hay que ir a trabajar, en que lo de #happylife es bastante relativo cuando llega tu extracto bancario y aparecen más símbolos - que +.


Y ahora os preguntareis... ¿y porqué sigue esta en las redes si piensa así?. Sigo en las redes porqué admito que es una herramienta básica para estar presente en mis ambiciones laborales, en mis proyectos, una herramienta que utilizo a diario para motivarme, para inspirarme y buscar nuevas ideas. Soy una persona muy creativa y no me conformo con un trabajo de horario estricto o sin objetivos a largo plazo. Por ello, y porqué también soy cotilla y me gusta chismorrear, como a todo el mundo, sigo en las redes. También encuentro que es un medio más para comunicarse, para ayudar a otras personas a encontrar su motivación. ¿Porqué no?.


En este post os hablo, de lo importante que és el ser consciente de sus defectos. Yo tengo un gran defecto físico desde bien niña, mi scoliosis. Me la diagnosticaron con 14 años, muy tarde, y por ello no pude corregirla como nos hubiera gustado en casa. Aún así, gracias a mi fuerza de voluntad e impecable dedicación de mis padres, conseguí corregir mucho y evitar una cirugía de columna drástica. Una cirugía que lo más seguro me tenga que someter tarde o temprano, pero de momento con el pilates, buena alimentación (para no ganar peso) y sesiones de fisioterapia, me voy manteniendo.





Mi scoliosis me acompaña a diario, mi espalda está "torcida", me duele, me impide hacer según que esfuerzos, pero no impide moverme, disfrutar de mi hija, de mi familia, de mis amigos... Me siento una afortunada por la vida que tengo y por la gente que está a mi lado. A pesar de mis derrotas personales y profesionales, sigo aquí. Quiero, con estas palabras, animar a todas aquellas personas que sufran alguna imperfección, a no esconderla. Hay que vivir con ello, y ser feliz por cómo somos.




Conclusión... no todo lo que reluce es oro... está bien inspirarse, motivarse, pero jamás tomar algo como ejemplo único a seguir. Jamás pensar que otra persona es mejor que nosotros por sonreír más, por ganar más, o por lo que sea... la verdad sólo la sabe ella, y casualmente no lo dirá en las redes.


¿Y tú? ¿Que defecto tienes? Anímate a compartirlo, a demostrar a los demás que tu lado "no perfecto" es, al fin y al cabo, un gran rasgo de tu identidad.



140 vistas

+34 617452579

©2019 by www.pandoratales.com. Proudly created with Wix.com  Fotografía por @dianasegurafotografia